Etnografía y cultura

Si quieres disfrutar de la etnografía y la cultura en Irati, desde el Hotel Rural Auñamendi puedes acceder a la riqueza cultural y patrimonial que el Pirineo navarro ha sabido conservar a través de los siglos. No existen grandes monumentos, pero sí multitud de pequeñas muestras que permiten conocer mejor la vida tradicional de estos pueblos y valles, como por ejemplo:

Estaciones megalíticas como las de Azpegi, Okabe, Ollate o Abodi, testimonio de asentamientos prehistóricos de nuestra zona.

Bordas diseminadas por el paisaje, hórreos (el valle de Aezkoa posee 15 de los 22 existentes en Navarra), Cañadas Reales como la de Salazar y Roncal, todavía en uso, son algunas de las muestras de la cultura pastoril de la zona.

Ermitas enclavadas en parajes de singular belleza, entre las que destacamos la ermita de Muskilda por su proximidad a Ochagavía-Otsagabia y buen estado de conservación. Se puede llegar por carretera (4,5 km) o a través de un magnífico sendero.

Pequeños museos temáticos como el de la almadía, el queso, Gayarre o Casa de la Memoria (situados en el valle de Roncal) o exposiciones permanentes al aire libre, como el Pueblo de los Oficios de Burgui.

Centros de interpretación de Ochagavía-Otsagabia, Roncal y Lumbier.

La fábrica de armas de Orbaizeta, la Colegiata de Roncesvalles… y otros muchos hitos que podrás descubrir si recorres la zona.