La selva de Irati

El hayedo-abetal de Irati, un auténtico bosque de bosques, cuenta con más de 17.000 hectáreas de extensión y es una de las áreas forestales más extensas y mejor conservadas de Europa.

Cualquier época del año es buena para acercarse a la Selva de Irati. En primavera, las hayas resplandecen con su recién estrenado verdor. En verano, pasear por las sombras del espeso manto forestal es la mejor forma de escaparse del calor. En otoño, Irati se transforma en un espectáculo multicolor con los tonos ocres y rojizos de los árboles. Y, en invierno, es un placer deslizarse con esquís de fondo o raquetas por la nieve.

Existe una extensa red de senderos y rutas señalizadas que permite adentrarse en esta espectacular selva. Puedes consultar toda la información aquí: www.irati.org.